Seleccionar página

Síntomas de la Diabetes: Importancia de la Detección Temprana

Con la alta proliferación de la diabetes a nivel mundial y particularmente entre los hispanos, es necesario que todos estemos muy al tanto y aprendamos a reconocer los síntomas de la diabetes, pues su detección temprana ayuda mucho en el control y tratamiento de la misma.

Especial atención deben prestar todos aquellos que padezcan de sobrepeso, que no hagan suficiente ejercicio físico y que tengan parientes cercanos en la familia con un historial de diabetes.

Algunos estudios dicen que hay un 14% (y otros hablan incluso de un 20-25%) de personas que sufren el padecimiento y no lo saben, se sienten mal, pero no saben identificar los síntomas de la diabetes y acuden al médico cuando ya la enfermedad está en una fase más avanzada, lo cual complica el tratamiento, ya que generalmente ha comenzado a dañar otros órganos y funciones del organismo.

Entre los más frecuentes síntomas de la diabetes se encuentran los que explicamos a continuación:

Acudir Frecuentemente a Orinar

La micción frecuente es uno de los más frecuentes síntomas de la diabetes. Uno que nos proporciona un importante indicador para la detección temprana de la diabetes. Cuando la glucosa en la sangre sobrepasa los niveles aceptables por el organismo, los riñones trabajan horas extras para expulsarla de la sangre al orinar. Por lo tanto, te encontrarás caminando al baño mucho más a menudo de lo normal.

Las personas con diabetes tienen una probabilidad dos veces mayor de contraer una infección del tracto urinario en comparación con las personas sin la enfermedad. Si te levantas cada dos horas a la mitad de la noche y parece que estás expulsando mucha más orina de la que solías, habla con tu doctor de cabecera y permítele diagnosticar si tiene diabetes o no.

El aumento de la frecuencia urinaria se llama poliuria. Las personas con diabetes no pueden regular los niveles de azúcar en la sangre. Cuando hay demasiada azúcar en el torrente sanguíneo, más líquidos pasarán por sus riñones.

Tener una Sensación de Hambre Todo el Tiempo

La polifagia, el término médico para designar el aumento del apetito, es uno de los principales síntomas de la diabetes. Sentir hambre es normal, y generalmente es una respuesta a un ejercicio vigoroso, a un incremento de la actividad física o bie a haber estado mucho tiempo sin ingerir alimentos. Sin embargo, tener hambre todo el tiempo -esa sensación de que te quieres comer el mundo- no es normal. Puede ser el resultado de una enfermedad grave como la depresión, el estrés o probablemente la diabetes. En personas que padecen diabetes, la polifagia suele ir acompañada de polidipsia y poliuria.

.

síntomas de la diabetes hambre descontrolada

.

La polidipsia aumenta la sed y la poliuria -como ya viste arriba- es una micción excesiva. La polifagia puede ser causada por una serie de trastornos como el estrés, el síndrome premenstrual, la depresión, la ansiedad, la hipoglucemia, el hipertiroidismo y la bulimia. También se ve en la diabetes.

Cuando los niveles de glucosa en sangre son extremadamente altos, como en la diabetes, la glucosa de la sangre no puede ingresar a las células. No tienes mucha energía, así que sientes hambre todo el tiempo. Solo comer no es suficiente, porque eso exclusivamente aumentará los niveles de azúcar en la sangre, que ya son altos. La polifagia a veces también se conoce como hiperfagia.

Resequedad en la Boca y Sed Constante o Frecuente

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, la boca seca es uno de los más notables síntomas de la diabetes. Es el resultado de los efectos secundarios de los medicamentos y los niveles altos de azúcar en la sangre. La sed excesiva se llama polidipsia, y es un rasgo distintivo clásico de la enfermedad. Cuando tienes esta afección, se acumula mucha azúcar en el torrente sanguíneo. Tus riñones tienen que trabajar duro, y todo ese exceso de azúcar se expulsa a través de tu orina, lo que reduce los fluidos de tu cuerpo.

Esto provoca una micción más frecuente, lo que podría hacer que sientas los efectos de la deshidratación. Si te deshidratas, querrás beber más agua. Entonces, orinarás aún más. Es un círculo vicioso. El aumento de la sed es un signo revelador de diabetes. Es uno de los tres signos principales, los otros dos son el aumento de la frecuencia de la micción y el aumento del hambre. Si tienes estos tres síntomas, apúrate en programar tu cita con el médico.

Mal Aliento

Cuando el cuerpo no puede utilizar el azúcar como “combustible“, entonces recurre a las grasas, provocándose un aliento como “afrutado” que huele muy mal.

Ese mal olor se debe a que las sustancias del metabolismo de las grasas, también llamadas cetonas, se acumulan en el cuerpo, el cual trata de liberarlas a través de la respiración, provocando ese característico olor a frutas en mal estado.

Sensación de Fatiga

El cansancio ya de por sí es algo suficientemente malo, pero la fatiga excesiva es una de las cargas más pesadas de llevar para cualquier ser humano. Los diabéticos pueden sentir fatiga por varias razones, desde la deshidratación hasta la disfunción general de su cuerpo. Cuando tu cuerpo no puede usar el azúcar adecuadamente para sus necesidades energéticas, te siente exhauto. La fatiga es uno de los síntomas de la diabetes que puede interrumpir tu vida diaria e interferir con cada etapa de tu vida.

.

sensacion de fatiga otro síntoma de diabetes

.

El nivel alto de azúcar en sangre hace que la sangre se asemeje un poco al lodo, ya que ralentiza la circulación y las células carecen de los nutrientes y el oxígeno que necesitan. Puedes sentirte atontado, aletargado o incluso como “drogado“. El nivel alto de azúcar en la sangre también puede causar fatiga debido a la inflamación. Cuando esto ocurre, según la investigación médica, las células inmunes llamadas monocitos ingresan al cerebro, lo que causa fatiga.

La testosterona baja también puede causar fatiga, y los hombres con diabetes tienen muchas más probabilidades de tener niveles bajos de testosterona. Otro motivo por el que la diabetes puede causar fatiga es que quienes padecen diabetes a menudo tienen infecciones de las que no son conscientes, y el organismo humano requiere de energía para combatir las infecciones.

Visión borrosa

No te apresure en ir a la óptica o a tu farmacia más cercana para comprar un nuevo par de espejuelos si experimentas visión borrosa. La visión borrosa es una reveladora señal de advertencia de la diabetes. Tu visión puede volverse borrosa porque el líquido se filtra a tu ojo. La lente del ojo puede inflamarse e incluso cambiar su forma. Estos cambios dificultan que tus ojos se enfoquen, por lo que todo puede empezar a verse borroso.

También puede experimentar una visión borrosa cuando comienzas tu primer tratamiento con insulina. Esto se debe al cambio de fluidos, pero generalmente desaparece después de un par de semanas. Para muchas personas, a medida que los niveles de azúcar en la sangre se normalizan, también lo hace su visión. Si tienes visión borrosa, debes llevar el nivel de azúcar en la sangre al rango adecuado. Habla con tu médico para ver cuál es ese rango en tu caso específico. La visión borrosa también puede ser un síntoma de una serie de problemas oculares graves. Si tienes visión borrosa, no asumas de antemano que tienes diabetes. Es mejor que te dejes ayudar por un especialista.

Visión Disminuida

Además de la visión borrosa, la diabetes también puede empeorar tu visión en general. El daño a los ojos es una de las principales complicaciones de la diabetes. La diabetes puede causar daño retinal duradero, pero a menudo es solo un síntoma temporal y reversible.

Cuando tienes un nivel alto de azúcar en la sangre, tu sangre se torna más espesa y extraerá más líquido de los tejidos adyacentes, como los lentes oculares, lo que perjudica la capacidad de concentración. El nivel alto de azúcar en la sangre hace que las lentes de tus ojos se hinchen. Cuando la lente de tu ojo se hincha, simplemente no puedes ver con claridad o incluso no puedes ver del todo. La forma de solucionar el problema es lograr que el nivel de azúcar en la sangre disminuya. Y eso se logra con un tratamiento médico especializado y sostenido en el tiempo.

La diabetes también puede causar visión doble debido a un nivel bajo de azúcar en la sangre. El nivel bajo de azúcar en la sangre dificulta que el cerebro se concentre en lo que tiene enfrente. También podrías contraer retinopatía, que sucede cuando el alto nivel de azúcar en la sangre daña los vasos sanguíneos de la retina, o parte del ojo, y puede causar incluso ceguera.

Infecciones por hongos

Fundamentalmente, -aunque no de manera exclusiva- las mujeres con diabetes tienen infecciones con mayor frecuencia que las mujeres sanas. Algunos hongos miscroscópicos viven del azúcar, y si tu diabetes está fuera de control, tus niveles de azúcar en la sangre pueden dispararse a niveles peligrosamente altos. Cuando el azúcar se encuentra en el torrente sanguíneo en grandes cantidades, puede causar que dichos hongos se salgan de control, especialmente en el área vaginal. Tu cuerpo puede llegar a tener una infección como respuesta a esto.

Algunos tipos de candidiasis e infecciones por hongos pueden provocar complicaciones graves si no se atienden a tiempo. Los hongos microscópicos, que viven naturalmente en todos los cuerpos humanos, ayudan a mantener a raya a las bacterias, pero puede crecer fuera de control y causar picazón, incomodidad y dolor. Las mujeres con diabetes deben estar especialmente atentas para garantizar que no se contagien con infecciones por hongos.

Si las uñas comienzan a romperse por los bordes o llegan incluso a desprenderse debido a infecciones por hongos, va siendo hora de hacer una visita rápida al médico.

Cicatrización Lenta de Heridas, Cortadas y Llagas

Si te haces una ligera cortadura y no parece sanar lo suficientemente rápido, podríamos estar ante otro de los síntomas de la diabetes. Si has notado recientemente que tus heridas, cortadura o llagas muestra una cicatrización muy lenta, debes hablar con tu médico y confirmar o descartar si podría estar relacionado con la diabetes. ¿Por qué sucede esto? Los niveles altos de azúcar en la sangre con el tiempo pueden tener un efecto negativo en los nervios (lo que se conoce como neuropatía) y causar una circulación sanguínea inferior a la normal.

Eso dificulta que la sangre, que es necesaria para la reparación de la piel, llegue a partes del cuerpo afectadas por ampollas, cortes, rasguños, raspaduras, llagas y heridas. Si tus heridas permanecen abiertas y sin cicatrizar durante varias semanas o meses, pueden provocar infecciones bacterianas, infecciones fúngicas e incluso gangrena. No es algo con lo que se deba perder el tiempo. Mantener los niveles de azúcar en la sangre bajo control es una buena forma de combatir la cicatrización lenta de heridas. Las heridas que afectan los pies pueden aumentar el riesgo de amputación si no se tratan a tiempo.

Pérdida de peso inexplicable

Si recientemente has perdido peso involuntaria e inesperadamente, puedes estar ante un signo de advertencia temprana de diabetes o una enfermedad más grave. Perder o ganar un par de libras aquí y allá es normal, pero la pérdida de peso o el aumento de peso significativo que suceden de forma inesperada podrían indicar una condición de salud grave.

Si tienes diabetes, tus células tienen problemas para obtener glucosa y usarla como energía. Cuando esto sucede, el cuerpo comenzará a quemar grasa y músculo para obtener energía, y eso hace que pierdas peso inesperadamente. La pérdida de peso inexplicable a menudo es un síntoma temprano de diabetes tipo 1, pero también ocurre en personas que están desarrollando diabetes tipo 2.

Si tienes pérdida de peso involuntaria e inexplicable de más del cinco por ciento de tu peso corporal, o más de diez libras, en seis meses o menos, entonces debes consultar a tu médico para determinar qué causas exactamente están provocando ese efecto.

Frecuentes Dolores de Cabeza

¿Podría la diabetes ser la culpable de tus dolores de cabeza? Hay cientos de causas de dolores de cabeza, por lo que puede ser difícil determinar si la diabetes está causando o no tus dolores de cabeza. Sin embargo, las cefaleas relacionadas con la diabetes pueden ser el resultado de una glucemia baja o alta. Los dolores de cabeza pueden indicar que tu nivel de azúcar en la sangre está fuera de su rango adecuado.

síntomas de la diabetes dolores de cabeza

Los dolores de cabeza representan el tipo de dolor más común en el mundo, por lo que no mucha gente piensa que es precisamente la diabetes quien le está provocando ese dolor de cabeza. Los dolores de cabeza por diabetes generalmente son de moderados a severos, y ocurren con bastante frecuencia.

Los analgésicos de venta libre también pueden ayudar a aliviar el dolor de cabeza por diabetes. Si controlas tu nivel de azúcar en la sangre, tendrás menos posibilidades de desarrollar dolores de cabeza relacionados con la diabetes.

Mareos al Levantarse

La diabetes está directamente relacionada con problemas para regular la presión arterial, por lo que cuando te levantas, puedes sufrir un bajón de presión y sentir mareos.

Y también sucede lo contrario: hay momentos en que una subida de presión es lo que te hace sentir los mareos. Mantener un adecuado control de la presión arterial es recomendable para todas las personas y puede resultar en un detector temprano de la diabetes.

Oscurecimiento de Ciertas Partes de la Piel y/o Cambios en su Textura

Las personas con prediabetes y diabetes pueden desarrollar acantosis nigricans, que es una condición común de pigmentación de la piel. Puede ser difícil y problemático aceptar el síntoma cuando lo ves en tu cuerpo, pero es algo que puede ocurrir en personas con diabetes. El signo más obvio es un parche grueso y oscuro de piel con una textura aterciopelada.

Las áreas afectadas también pueden picar u oler un poco. Estos parches pueden aparecer virtualmente en cualquier parte del cuerpo. La mejor forma de tratar esta afección es tratar el problema subyacente, la diabetes. La condición se ve tanto en hombres como en mujeres. Se ve más comúnmente en personas que son obesas, tienen piel oscura y tienen prediabetes o diabetes.

Entumecimiento y Hormigueo en las Manos o los Pies

Todos hemos tenido a veces esa sensación de entumecimiento y hormigueo en las manos y los pies. Por lo general, es cuando hemos estado acostados demasiado tiempo sobre nuestro brazo o nuestros pies están adormecidos. Pero es importante diferenciar ese fenómeno normal del tipo asociado con la diabetes.

El entumecimiento y el hormigueo asociados con la diabetes se llaman neuropatía diabética, y es un tipo de dolor nervioso. Puedes sentirlo en tus manos, dedos, pies y dedos de los pies. También puede venir acompañado de un dolor agudo y ardiente. El dolor puede comenzar como leve, pero puede empeorar con el tiempo y extenderse a los brazos y las piernas.

Incluso el simple acto de caminar puede ser extremadamente doloroso, y el toque más leve puede ser difícil de soportar. Casi la mitad de los que sufren diabetes experimentarán algún dolor nervioso en algún momento. Esto te puede hacer difícil conciliar el sueño, reducir tu calidad de vida y también llevarte a la depresión.

Disfuncion erectil

La disfunción eréctil, a veces conocida como impotencia, es un problema común para las personas que padecen diabetes. La buena noticia es que existen estrategias de prevención y opciones de tratamiento. La disfunción eréctil se manifiesta cuando un hombre no puede obtener o mantener una erección lo suficientemente fuerte como para tener relaciones sexuales.

Es el resultado de daños a los vasos sanguíneos y nervios causados por niveles anormales de azúcar en la sangre durante un largo período de tiempo. La disfunción eréctil también se ve en los hombres que tienen otras enfermedades asociadas con la diabetes, como enfermedades cardíacas y presión arterial alta.

Si tienes diabetes y ya la estás combatiendo, también puedes comenzar un tratamiento para la disfunción eréctil. Tú y tu pareja podrían sufrir más a causa de eso, que lo que ambos ya han sufrido a causa de dla iabetes. Algunos hombres son reacios a hablar con sus médicos al respecto, pero no deberían serlo. Esa es la única forma en que obtendrás ayuda.

Picazón de la piel alrededor del área vaginal o de la ingle

La picazón localizada es uno de los síntomas de la diabetes. La diabetes puede afectar a cada parte del cuerpo, y eso incluye la piel. Los problemas de la piel son uno de los primeros signos de diabetes.

Las personas con diabetes tienen más probabilidades de contraer infecciones por hongos, infecciones bacterianas y tener picazón en la piel. También existen algunas afecciones de la piel que solo afectan a las personas con diabetes. Existen las ampollas diabéticas, dermopatía diabética, esclerosis digital, granuloma anular diseminado y xantomatosis eruptiva. Incluso podrías experimentar reacciones alérgicas a los medicamentos que estás tomando para la diabetes.

No muchas personas saben que la diabetes tiene tantos síntomas relacionados con la piel, pero es así. Si tienes problemas extraños en la piel, hablea con tu médico. Si nunca antes has tenido estos cambios en la piel, podrían ser un signo de una enfermedad grave como la diabetes.

Náuseas y Vómitos

Las personas con diabetes frecuentemente se quejan de las náuseas. Pueden ser de corta duración y leve, o pueden ser graves y poner en peligro la vida. El nivel de azúcar en la sangre demasiado bajo o demasiado alto puede causar náuseas. Las náuseas intensas también pueden ser un síntoma de la cetoacidosis diabética. Si eso sucede, necesitas atención médica rápida, o podrísa entrar en coma o incluso morir.

Algunos de los síntomas de la cetoacidosis diabética incluyen náuseas, dolor abdominal, fatiga o debilidad general, confusión, dificultad para respirar, sed excesiva y aliento que puede oler un poco afrutado. Otras complicaciones gastrointestinales son la gastroparesia y la pancreatitis. Ambas condiciones se pueden controlar con dieta.

Las personas con diabetes tienen una mayor probabilidad de desarrollar gastroparesia y pancreatitis. Los azúcares artificiales y los alcoholes de azúcar también pueden causar náuseas. Algunas personas con diabetes recurren a los sustitutos del azúcar porque no pueden consumir azúcar, pero esos sustitutos y los alcoholes de azúcar pueden causar náuseas cuando se toman en exceso.

Malestar de Estómago, Inestabilidad y Debilidad

Como la diabetes es una enfermedad tan complicada y puede afectar muchas partes del cuerpo, no es raro experimentar mareos, debilidad, sensación de malestar estomacal e inestabilidad. La inestabilidad y el mareo pueden ser causados por niveles bajos de azúcar en la sangre, presión arterial baja, deshidratación e incluso algunos medicamentos.

Es posible que sientas una repentina sensación de malestar estomacal y luego sientas que te vas a desmayar. Es posible que debas sentarte o descansar para evitar desmayarte o caerte. Puede resultar útil tener un compañero de viaje si eres propenso a caídas o desmayos.

A Manera de Conclusiones

Cualquiera de estos síntomas puede estar asociado con otra enfermedad, pero la visita al doctor, las pruebas de rutina y el oportuno diagnóstico de los síntomas de la diabetes son los que deben descartar que la causa de que los padezcas es esa enfermedad. No pierdas tiempo y visita a tu doctor ante cualquier tipo de duda.

es_ESSpanish
es_ESSpanish